Piscis - El Hogar del Padre

Piscis - El Hogar del Padre

Isabella Di Carlo

 

Somos llamados. Somos llamados hacia la belleza, hacia la luz, hacia un amor más pleno, más grande que el amor de hoy. Somos llamados hacia una vida más abundante. La Era de Acuario es la Era de la Vida Abundante, el dolor, la crisis actual son sólo parte del escenario, la otra parte es un despertar de millones de personas a la realidad de la vida del espíritu, lo que veremos en unos años no es destrucción y caos sino soluciones de una inteligencia extraordinaria a los problemas de la humanidad en todas las eferas de la vida, la vida más abundante nos espera, a todos.

 

Somos llamados... Quienes oímos ese llamado y respondemos entramos en el sendero de la meditación, la purificación y el servicio. Ese sendero es también el sendero del esfuerzo y de la alegría. El esfuerzo con correcta orientación trae alegría y la alegría genuina es un estado de conexión, de fuerza, de disponibilidad que facilita el esfuerzo. Alegría y esfuerzo lejos de ser antagónicos son complementarios. El sendero al que somos llamados, el sendero del amor y la belleza es el sendero del alma.

 

El fuego creador que habita dentro de nosotros desea dominar a sus vehículos ( los cuerpos físico, emocional y mental) conducirlos hacia la transfiguración de forma que su belleza brille en el mundo, irradie hacie el mundo, contagie al mundo. Meditar y meditar en grupo son las vías de aumentar la irradiación del fuego interior.

 

El llamado podría describirse en última instancia como el llamado a regresar al Hogar.

 

 

1) NOTA CLAVE DE PISCIS

 

"Dejo el Hogar de mi Padre y dándole la espalda me salvo" - Cuando el Sol entra en el signo de Piscis ( y muy especialmente ahora que Neptuno, su regente está en el signo) suceden una de dos cosas:

1) para el pisciano promedio el efecto es " entrar en la materia" y sentirse más seguro; así el cuerpo, el dinero, las ropas, las propiedades captan su atención o bien para quedar atrapados en ellas, o bien para desarrollar una actitud más equilibrada.

2) ¿Y qué sucede al aspirante y al discípulo bajo al influencia de Piscis? en ellos sí se aplica la nota clave del signo, ellos están en mayor contacto con El Hogar del Padre. ¿A que se refiere la expresión? Puede ser una gran visión, una dicha, una realización, una vivencia sublime de comunión, un momento de inspiración o cualquier vivencia intensa en el plano superior en el que se siente a salvo y en casa. Lo que el discípulo hace cuando la energía de Piscis fluye adecuadamente, es "dar la espalda" a este logro, a esta bendición y ofrecer a la humanidad los valores, las vivencias, las claves con las que entró en contacto para enriquecer a los demás con su visión y su luz. Una de las notas claves de Pîscis es la REDENCIÓN.

 

Otra nota clave de Piscis es un fuerte anhelo, una nostalgia... la nostalgia por el final, por el Hogar del Padre, que es también el punto de partida, nuestro origen, el lugar en donde todo es comprendido, la tierra del ser, el reino del alma. Por esta razón Piscis es el signo en donde vida y muerte, comienzo y final están secretamente en contacto.

 

Asimismo como signo final, prepara para la energía de la resurrección que acecha, que se acerca, que nos espera en Aries. La energía de la resurrección todo lo transforma, en esa misma alquimia de muerte-vida que hace todas las cosas nuevas. En Aries hay 14 días sagrados ( los que van desde la luna nueva a la luna llena) en que el trabajo de alinear la voluntad personal con el propósito del alma marcan todo lo que sucederá en el año. Toda siembra correcta en este tiempo fructifica ( correcta es la siembra que obedece al propósito superior, al alma). Lo que es sembrado a destiempo, sufre demoras, percances, dificultades...

 

 

 

 

En Piscis están activos la devoción 6º Rayo, el amor 2º Rayo ( Júpiter) y Voluntad 1er Rayo ( Plutón); la voluntad es la voluntad de redimir, de salvar. Muy posiblemente no habrá un momento más oportuno que este para estar abiertos a estas energías, tenemos la oportunidad de ser una fuente de luz y de calma para muchos, que ven sus vidas desmoronarse y aún no ven como sus vidas van a reconstruirse, nosotros sabemos que así será y que todo tiene sentido, irradiemos esa confianza en todo momento, impregnémonos de ella ahora... He ahí el desafío presente.

La luz de Piscis es la luz de los Salvadores, la luz que muestra lo que realmente somos,  lo que el alma pide de nosotros. Es la luz de la meta. La luz de la obediencia. La obediencia es esa disposición de la naturaleza inferior de orientarse hacia lo superior y dejar de ofrecerle resistencia. Obediencia es orden, alineación, es coordinación entre la forma y la esencia. Obediencia es realización. Obediencia es pasión, indomable determinación de ascender a ser el que se es. Un estado de perfecta obediencia, es un estado de completa gracia; cuando la voluntad egoísta, separatista, se silencia, sólo queda la unión con Él.

Para ocupar nuestro lugar, para recoger el trabajo de los anteriores once signos, para acceder a la voluntad del alma y orientar nuestros pies en dirección de nuestro poder real, meditar juntos en luna llena es la vía regia.

El ciclo concluye y dará paso a las tres lunas mayores que serán este año de inusitada potencia. Concluyamos con toda consciencia, comencemos unidos, atentos, abiertos, invencibles.

Invencible no es quien no sufre derrotas, sino quien no ceja.

Horario Plenilunio para 2013 - lunes 25 de Febrero a las 21.26 horario de España.

 

2) SIMBOLISMO DE PISCIS

 

El mes de Piscis se extiende desde el 20 de febrero hasta el 20 de marzo. La Luna Llena de Piscis cae en, la época en la que nuestro Sol está en Piscis. Las meditaciones grupales se celebran en la época de la luna llena porque las energías están más fácilmente disponi­bles para que se las absorba y distribuya. Siempre que la gente se congrega con intenciones elevadas, crea un campo magnético que atrae energías superiores.

El símbolo de Piscis presenta dos peces atados con un hilo. Uno es grande y el otro pequeño. El pequeño es la personalidad o las na­turalezas física, emocional y mental, cuando se funden y mezclan como una unidad. El otro pez es el alma humana, el Yo, el hombre real. Estos dos peces están atados con el hilo de la vida, que proviene del centro interior del Yo y que alimenta a los millones de vidas de la personalidad en sus tres niveles. Estos dos peces están atados jun­tos y los movimientos de un pez afectan al otro. Ellos se condicio­nan estrechamente.

Durante largo tiempo, en el sendero de su evolución, el hom­bre actúa como el pez pequeño, y el grande le sigue. Pero a medida que su evolución avanza, el pez pequeño pierde lentamente su con­trol sobre el grande, y llega un día en el que el pez grande se traga al pequeño y se convierte en una personalidad fundida con el Alma. Este es un modo simbólico de decir que la personalidad se convierte en sierva obediente del Yo superior e irradia la luz, el amor y el poder del Yo interior a través de todas sus actividades, emociones y pensamientos. Ahora la personalidad sólo existe para servir al Yo superior.

 

Esta transformación se logra a través de tres notas claves funda­mentales del pisciano:

 

1)    prisión o cautiverio;

2)    renunciamiento o desapego;

3)    sacrificio y muerte.

 

La clave principal es el desapego: el desapego respecto de los im­pulsos y tendencias ciegos, de las trampas emocionales, de las crista­lizaciones mentales y de la esclavitud del interés por uno mismo. Mientras permanezcamos apegados a nuestras personalidades, ha­remos, sentiremos y pensaremos cosas que no sean en interés de nues­tra evolución espiritual. Un punto de desapego es la oportunidad pa­ra que el Alma gane el control.

El apego físico conduce a los hábitos; el apego emocional condu­ce a las perturbaciones emocionales; y el apego mental conduce al fanatismo. Todos estos fenómenos son una forma de solidificación de la fuerza y la energía en el aura, que construye un surco en el que corre la vida de la personalidad.

El desapego es el proceso de disolución de tales solidificaciones y la libertad de la consciencia para actuar sin ser controlada por los factores precondicionantes de los hábitos, las perturbaciones emocio­nales y el fanatismo. Estamos apegados a nuestros útiles mentales. Ellos son nuestras opiniones y tradiciones, y nuestros datos recogidos por diversos me­dios. Si no los transformamos en sabiduría, se convierten en obstácu­los en nuestro sendero. No podemos expandimos más allá de ellos, porque todos estos datos construyeron una norma dentro de nuestra mente y no podemos ver más allá de ella. Este es también un modo de "ir hacia la materia", más allá de la cual para nosotros no existe nada. Siempre que “más allá de nosotros no existe nada”, estamos muertos en esa época. Cuando el Sol está en Piscis, debemos asegurarnos de que la naturaleza superior de nuestro ser reciba más energía, y de que el pez pequeño siga al pez grande.

En cada luna llena, debemos enfrentarnos y preguntarnos cuál es el estado de nuestra personalidad y nuestra Alma, y cómo se rela­cionan una con la otra. ¿Qué puedo hacer para mejorar mi estado del ser a fin de que me convierta en un canal puro de las energías zo­diacales?

 

3) REGENTES Y RAYOS

El regente exotérico transmite energía a nuestra personalidad, o la personalidad responde a la energía transmitida a través del re­gente exotérico; en este caso es Júpiter la energía del segundo rayo.

El regente esotérico transmite energía a la personalidad fundida con el Alma, o al Alma a la Triada Espiritual, o incluso a la Móna­da. Además, puede decirse que el Alma responde a la energía que lle­ga a través del regente esotérico. En este caso, es Plutón quien trans­mite la energía del primer rayo.

Piscis tiene otra conexión. Se relaciona con la Jerarquía creativa primera o suprema que a su vez se relaciona con el tercer rayo.

Esto significa que en el mes de Piscis, y especialmente en la Lu­na Llena de Piscis, la humanidad está bajo el influjo de:

 

La energía del primer rayo funciona en la consciencia como:

Intención, Decisión, Adecuación a la meta, Empeño, Autoejercicio. Estas virtudes tienen la cualidad del primer rayo. Purifican y ani­quilan los obstáculos que obstaculizan nuestro avance por el sendero.

 

La energía del segundo rayo, cuando se expresa como virtudes, crea todas las relaciones magnéticas y la sabiduría que nos conducen adelante por el sendero de la espiritualización. En este rayo, expan­dimos nuestra cualidad del corazón. Acrecentamos nuestro amor hacia toda la existencia, y la visión de la unidad y la fraternidad se con­vierte en un impulso dentro de nosotros.

 

La energía del tercer rayo es el análisis, la relación, la adaptación, la matemática y la arquitectura, y nos da modos y medios prácticos de lograr nuestra meta.

 

La energía del sexto rayo es la fuente de la voluntad de causar, de la devoción, de la aspiración intensa y la perseverancia.'

 

Todas estas energías están disponibles en la época de la Luna Llena de Piscis cuando están en contacto estrechísimo con nuestro planeta. El contacto y la asimilación se realizan a través de la meditación sobre las virtudes de los rayos. Esto crea el magnetismo en los planos superiores para recibir las energías de los rayos relacionados con las virtudes.

 

Piscis tiene un Alma del segundo rayo y una personalidad del sexto rayo, y porque estos dos rayos guardan mutua correspondencia, Piscis tiene una gran corriente de energía desde el segundo has­ta el sexto rayo.      

 

La prueba continua a la que esta sujeto un pisciano es:

 

"Hágase, Padre no mi voluntad sino la Tuya".

 

A través de estas pruebas el hombre se funde gradualmente con la voluntad del Alma la Tríada Espiritual la Mónada, y gana lenta­mente control sobre su yo inferior. A medida que este control au­menta progresivamente, el individuo pisciano se convierte en un ser­vidor en un grupo, en una nación o en el mundo.

Cuando un hombre actúa como discípulo o iniciado, en su vida aparecen las virtudes de los rayos. En este caso, las siguientes virtu­des aparecerán condicionadas por la respuesta del hombre:

 

Primer rayo

Coraje,

Intrepidez,

Firmeza,

Aptitud para evaluar al hombre y a todos los fenómenos.

 

Segundo rayo

Paciencia,

Aguante,

Fidelidad,

Ánimo sereno.


Tercer rayo

Sinceridad de propósito,

Intelecto claro,    

Capacidad de concentración en estudios filosóficos.


Sexto rayo

Devoción,

Sencillez,

Ternura,

Intuición.

 

4) El último trabajo de Hércules

 

El último trabajo fue en Piscis, y fue dificilísimo. Hércules debía liberar una manada de bue­yes, de color rojo oscuro, de manos de un hombre poderoso llamado Gerión, que retenía a aquélla ilegítimamente. Tenía tres cabezas y seis manos. Representa al Habitante del Umbral: todas nuestras ilusiones, hechizos y maya combinados, bloqueando nuestra entrada en un es­tado superior de consciencia. Los tres cuerpos son nuestros tres vehículos, con sus ilusiones, hechizos y maya. Las tres cabezas son los tres rayos, el primero, el segundo y el tercero. Tenía seis manos. Este es el sexto rayo, que es el aspecto más ac­tivo del monstruo. Los bueyes de color rojo oscuro representan a la humanidad, que está controlada por los vicios de estos rayos, y no puede liberarse y penetrar en una esfera superior de consciencia.

De este modo, Hércules, pasó dramáticamente la prueba, mató al monstruo y liberó a los bueyes de color rojo oscuro, que representa­ban a la parte de la humanidad que está esclavizada bajo el Habitan­te del Umbral. Si el Habitante controla a una persona, todos sus ra­yos se manifiestan en su triple vehículo como vicios. Si su Alma domina, todos sus rayos se manifiestan en su vehícu­lo triple como virtudes, y la persona se convierte en la Luz del mun­do.

 

LA MEDITACION DE LA LUNA LLENA DE PISCIS

 

1. Relajarse y estar en silencio.

2. Decir La Gran Invocación:

3.    Entonar tres OM.

4.    Salutación a Cristo, el Jefe de la Jerarquía, el Maestro de Angeles y hombres.

5.    Entonar un OM.

6.    Meditar en este pensamiento-semilla:

"¿Cómo puedo manifestar la Voluntad del Creador Omnipoten­te en mi vida?" Tratar de hallar respuestas a esta pregunta.

7.    Visualizar que está usted de pie en una catarata, que purifica su naturaleza triple.

8.    Usar el "Mantram de la Unificación".

 

Los hijos de los hombres son uno solo y yo soy uno con ellos.

Busco amar, no odiar.

Busco servir, no exigir debido servicio.

Busco curar, no herir.

 

Que el dolor traiga debida recompensa de luz y amor.

Que el Alma controle a la forma externa de vida y todos los

acontecimientos, y revele al amor que subyace en los sucesos del tiempo.

 

Que vengan la visión y la intuición; que el futuro se revele.

Que se manifieste la unión interior y desaparezcan las divisiones externas.

Que el amor prevalezca.

Que todos los hombres amen.

 

9.    Decir tres OM.

 

NOTAS:

1 -En la web de anahataediciones figuran dos poemas que toman dos notas claves de Piscis, uno toma el tema de la nostalgia de Dios y el otro la Redención.

http://www.anahataediciones.com/component/content/article/32-redencion

http://www.anahataediciones.com/component/content/article/33-nostalgia

2 - Este texto es una síntesis de “La Sinfonía del Zoodíaco” de Torkom Saraydarian; La CIENCIA DE LA MEDITACIÓN también de Saraydarian y varios textos de Piscis de Parvathi Kumar – realizada por Isabella Di Carlo.

 

 

botondecomprasconpse

calendaeventos2019

caraporlapaz